En Europa existen múltiples enfoques psicoterapeuticos: emocionales, conductuales, corporales, psicoanaliticos e integrativos. Todos reivindican ser los más rápidos y eficaces. Pero eso no cambia mi punto de vista a una realidad fundamental. Cuando tenemos un problema hay dos vías para resolverlo: atacándolo directamente para comprender el origen y el desarrollo a fin de remediarlo, creciendo física y espiritualmente y de esta manera el problema parece poco a poco llegar a ser superado.

La medicina ancestral amazónica combina esas dos posibilidades. Ella nos muestra que el cuerpo es el vehículo de la sabiduría y conocimiento, y utiliza los elementos que la naturaleza pone a nuestra disposición para inspirarnos y curarnos. Nos instruye en nuestra Naturaleza Humana. Es una pregunta fundamental que anima la vida de todo ser humano, que sea consciente o totalmente inconsciente: ¿Qué es nuestra naturaleza humana? Dicho de otro modo: ¿quién soy yo? A través de todo lo que vivimos en nuestra existencia, sea para bien o para mal, de felicidad o sufrimiento, de salud o enfermedad, no paramos de explorar esta pregunta para intentar responderla. La Naturaleza es como un gran libro para leer y contemplar, es fuente de conocimiento y curación, y nos ayuda a responder a esta pregunta. Es por eso que la medicina ancestral ofrece grandes posibilidades de curación. Cuando se practica la medicina tradicional es importante aprender a respetarla. Para ello la primera etapa es observar las reglas de uso y de pensar en la purificación. Además el conocimiento, la sabiduría, el bienestar será dado en aumento. Por ejemplo, antes de tomar la ayahuasca es necesario primero purgar.

¿Pero que es la purga? Las primeras palabras vienen a la mente por asociación: liberarse, y evacuar, eliminar, desobstruir y además sugiere la impresión que hay algo que sacar que está en demasía, que es tóxico, que pesa, que es malo (más allá evocaremos la palabra purgatorio, etapa transitoria para pasar a la felicidad según la tradición cristiana). Todas estas nociones pueden ser dirigidas al dominio del cuerpo como al del espíritu. Entendemos que cuando se purga es para sentirse más ligero, para estar mejor. Así purgar es el sacrificio necesario para acceder a una visión más exacta de sí mismo y para liberarse de las retenciones físicas y psicologicas que obstruyen una sana existencia. Tradicionalmente la purga en la medicina amazónica es una ceremonia que va a combinar el efecto físico de una planta vomitiva y la potencialización de sus efectos sobre los niveles físicos y espirituales por el ritual que se le es asociada. Se ingiere un jugo concentrado de la planta y se bebe agua para preparar el proceso vomitivo. La técnica de la medicina es muy precisa, diferencia las cualidades de cada especia vegetal e invoca el espíritu genérico que le es asociado. Esto da nacimiento a los usos y cantos específicos para cada planta.

Purga

La habilitación que recibí me dio la posibilidad de trabajar con la planta de tabaco que es una planta para el espíritu fuerte, masculino y riguroso. El tabaco limpia y clarifica los campos emocionales, refuerza el espíritu de decisión, levanta el ánimo, incita a la valentía y rectitud. Al mismo tiempo reestructura y protege el cuerpo energético, da calor. Es una planta de fuego ligada a la acción. Se la utiliza en las tres formas: aéreo entonces fumado, liquido (en decocción y purga), y solidó. Hay diferentes plantas de purga en la Amazonía, alguna trabaja en el estado mental, otros en las vísceras, otros en la zona genital. El tabaco es una planta maestra, así que la acción es muy profunda y engloba muchos niveles.

Ahora voy a hablarles un poco de la preparación y el ritual. Cuando hago una purga de tabaco, me preparo siempre desde la mañana y ayuno todo el día hasta el día siguiente para acompañar a los participantes quienes también ayunaran. Luego pongo a cocer hojas de tabaco puro en agua a fin de obtener un líquido pardo oscuro con sabor agrio. Después la purga es filtrada para luego ser ikarada en el comienzo del ritual con el canto de llamado al tabaco. Cuando los participantes llegan, se instalan en un círculo con un cubo delante de ellos. Después que el círculo de la ceremonia este formado y protegido ingieren el tabaco y beben dos jarras de agua. Luego vomitan y los cantos van a ayudarlos cuando están en dificultad, sea porque están incómodos y encontrarán valentía, o porque pasen algo difícil o algo está acorralado y no quiere salir. Durante la purga, pueden recibir cuidado con sopladas y perfume, para sacar las energías pesadas o sobrecargadas.

Cuando recibí la habilitación y regresé a Francia, me dije: “Nadie en mi país querrá ingerir una planta que usualmente es utilizado en fine recreativos, fumar, y nadie querrá vomitar con eso, ¡Es algo loco! y además conmigo no pasara eso". Pero algunos días antes de practicar la primera ceremonia tuve un sueño y vi al espíritu del tabaco, eso me reconfortó y entonces ¡entre en la batalla¡ Desde hace tres años, ya hay más o menos 350 personas que son purgadas con el tabaco y los efectos obtenidos son muy interesantes.

Cuando recibí la habilitación y regresé a Francia, me dije: “Nadie en mi país querrá ingerir una planta que usualmente es utilizado en fine recreativos, fumar, y nadie querrá vomitar con eso

La gente que viene es de toda clase:
- Hay aquellos que practicaron la medicina aquí en la Amazonía y están contentos de poder continuar en Francia. Allá nosotros no tenemos la posibilidad de tomar Ayahuasca, no es legal y bueno algunos lo hacen a escondidas. Pero en la Casa que Canta representante de Takiwasi, aunque no estamos de acuerdo con las razones gubernamentales que han prohibido el Ayahuasca, no queremos ser involucrados en prácticas ilegales que pongan a los usuarios y a la medicina en peligro.
- Hay aquellos que están en terapia y que encuentran bloqueos, la purga va a darles un golpe de acelerador forzando sus resistencias.
- Aquellos que no practicaron psicoterapia pero que buscan una solución a una situación de su existencia. Sin saber a menudo qué decisión tomar. El tabaco va esclarecerlos. Aquellos que están muy estresados y agitados y que necesitan relajar su espíritu.
- Muchos jóvenes intoxicados por el alcohol y las drogas, especialmente el cannabis (marihuana) que van a comenzar un camino de desintoxicación. Ellos tendrán su primera toma de conciencia sobre lo nocivo de su consumo.

Yo tuve mi primer contacto con el espíritu del tabaco hace algunos años durante una toma de Ayahuasca. El estaba triste y me mostraba a todas las personas moralmente molidas en la sesión quienes apenas prestaban atención mientras el curandero lo llamaba cantando. El me decía: “Mira soy una medicina poderosa yo puedo mucho y nadie me presta atención.” Con el tiempo, pienso que también fue una visión que mostraba la situación moral y psicológica de numerosos franceses. Mucha gente depresiva y humillada de quienes la única alternativa resulta ser los medicamentos antidepresivos que recetan sus médicos, totalmente ignorantes de psicología y del hecho que habrá otros procesos simples naturales y menos costosos.

En la Casa que canta, se realiza alrededor de dos purgas al mes en un grupo de diez a quince personas. De una manera general, una purga permite aliviar el estrés y trabajar sobre sí mismo. Si las dificultades son profundas será necesario a veces seguir un curso de muchas purgas. Las persona que quieren purgar se comprometen a ayunar el día de la purga, as estar en abstinencia la noche siguiente ya adoptar una dieta los tres días que siguen.

Yo tuve mi primer contacto con el espíritu del tabaco hace algunos años durante una toma de Ayahuasca. El estaba triste y me mostraba a todas las personas moralmente molidas en la sesión quienes apenas prestaban atención mientras el curandero lo llamaba cantando.

Ayuda en el proceso terapéutico

Depresión
El tabaco da muy buenos resultado en las personas depresivas. La depresión esta a menudo ligada con las emociones de rabia y cólera muy profundas que las personas dirigen contra sí mismos, porque no pueden expresar los sentimientos acumulados. Con frecuencia ellos son incapaces de recordar el origen de la depresión y cuando el saco está demasiado pesado se rompe. La purga es muy útil, va actuar en muchos puntos: reforzar, tonificar, estimular a la persona por acción del tabaco, porque aunque es para vomitar hay un efecto sobre el psiquismo por impregnación energética; vomitar las emociones negativas: el llanto, la cólera, la confusión. Son diferentes estado que serán pasados durante la purga y la persona en lugar de encontrase en una niebla donde no sienta nada, como es el caso de los depresivos que se encuentra sumergidos en una magma gris donde todo tiene el mismo sabor, podrá comenzar a diferenciar sus sentimientos.

Retorno de lo reprimido
Cuando se trabaja con un paciente en psicoterapia, hay un momento muy importante en la cura que se llama el retorno de lo reprimido.
- Es decir el paciente comienza a tomar conciencia de cosas que había enterrado, de sentimientos no autorizados, por ejemplo la pena o el odio hacia las personas a las cuales están al mismo tiempo vinculado. En psicología clínica se nombra esta ambivalencia y provoca conflictos. Son estos conflictos inconscientes que apagan la luz y la paz interior.
- O bien el recuerda situaciones traumática olvidadas totalmente porque la carga dolorosa es demasiada fuerte y para seguir viviendo era necesario no acordarse más de ello. El momento donde todo esto regresa a la conciencia se llama el retorno de lo reprimido. Esto se manifiesta en la cura por un fenómeno llamado abreacción. Un momento donde las emociones ligadas al trauma regresan con fuerza y es el cuerpo entero el que es comprometido con esta vivencia, como si la memoria se abriese.

Purga

La purga es una ayuda muy poderosa en el retorno de lo reprimido. Como si el acto de vomitar contenía en sí mismo una fuerte carga simbólica, la de hacer regresar cosas pasadas. Al mismo tiempo, el cuerpo puede soltar sus corazas emocionales y musculares y favorecer la abreacción. Las tensiones se vuelven a soltar. Es más aun verdadero y eficaz que hayan pocas posibilidades de parar el proceso de vomito. Es necesario llegar hasta el final ya que esta acción escapa al control del participante. Las personas experimentan tomas de conciencia, pueden tener sensaciones fuertes, algunas entran en estados modificados de conciencia, tienen visiones, escuchan palabras venidas del fondo de si mismas. A veces tienen la impresión que es el tabaco que les habla aunque no esté en sus costumbres ni su cultura pensar así.

Tengo un paciente, un joven extremadamente depresivo que recupero la memoria acerca de un abuso sexual vivido cuando tenía tres años. Sus sueños después de las purgas confirmaron la huella del abuso. El tabaco te hace soñar. Lo que es interesante en el trabajo con las purgas, es que después se puede explorar los sueños que surgieron. Hay una linda historia en el caso de este paciente. El era muy pobre y no podía pagar sus purgas entonces daba alguna cosa a cambio. Traía siempre toneladas de rollo de papel higiénico que sirven de pañuelos a las persona para limpiarse cuando lloraban o vomitaban. Un día, asombrada ante esta abundante entrega terminé por preguntarle de quien había llevado la enorme pena para traer tanto papel para limpiar las lagrimas y el vómito. El estaba un poco sorprendido por mi pregunta y terminó un día por responderme después de una purga: “Yo lleve la pena de mi madre que tuvo una vida miserable” El se curó. Había tenido cinco años con un psiquiatra y con medicamentos sin ninguna mejora en su estado./p>

Fobias
Las fobias se caracterizan por una inhibición muy fuerte ligada a la angustia. La persona no puede realizar una acción de la vida cotidiana como tomar un ascensor, cruzar la calle, un túnel, conducir en la pista, ver sangre, una araña o un ratón. Esto provoca estados de pánico incontrolables que pueden arrastrar reacciones ilógicas e inconsideradas, y un estado psíquico yendo hasta la pérdida de control. Es demasiado difícil curar ya que el origen de las fobias es a menudo transgeneracional, ligadas a la relación de la madre con su propia madre por una niña, y de un padre con su propio padre por un niño. Ello no tiene a menudo nada que ver con el objeto de la fobia, que es el resultado del desplazamiento de un traumatismo sobre un objetivo como si el inconsciente habría encriptado un mensaje secreto.

Tengo una paciente que sano de sus fobias con la purga de tabaco. Ella hizo varias series en un mes de intervalo y se curó completamente. Hacía ya dos años que trabajábamos con psicoterapia y sobre este punto específico no teníamos ningún resultado. Ella no podía tomar un túnel, un ascensor ni un avión. Me escribió una pequeña disertación, testimonio donde cuenta todo el proceso de sus purgas de tabaco, es apasionante. En ella explica como vomitó durante varias purgas toneladas de frió. Estaba congelada hasta los huesos. Luego durante una purga tuvo una visión, se encontraba en la matriz de su madre, bien acurrucada, sin anclaje, totalmente perdida. Vio un anillo oscuro que parecía la entrada de un túnel, se dio cuenta que fue su nacimiento, y la relación con su madre quien no la había querido porque también había tenido una madre muy fría. Comprendió que era necesario relacionarse desde ahora con la espiritualidad ya que ella era hija de la vida antes de todo. Se curó de sus fobias.

Toxicomanía
Aquí trataré de la intoxicación con el cannabis ya que es la droga que encontramos más frecuentemente en el caso de los jóvenes en Francia, intoxicación trivializada por los poderes públicos. Se caracteriza por estado confuso y disperso, una regresión en un mundo imaginario lleno de imágenes y fantasmas infantiles, pérdida de emociones verdaderas, pérdida de contacto con la realidad. La purga de tabaco provoca una sacudida y permite sacar la confusión con una toma de conciencia del desorden interior, falsas intenciones creadas por el cannabis, que lleva al joven entre sueño y mentira. Con la purga tiende a reenfocarse y eso permite liberar las toxinas y clarificar el espíritu. El joven a menudo tentado por una experiencia que lo sacaría de la monotonía del día a día, puede comprometerse a una vía de evolución que corresponde a su aspiración espiritual inconsciente, encontrar otra cosa en el mundo material.

Todo lo que digo está inspirado en el progreso observado en los jóvenes, particularmente uno entre ellos muy intoxicado de 19 años que dejo su consumo. El hizo numerosas purgas, una seguida de otra y cuidados de psicoterapia en paralelo. Tratando del tabaquismo, por supuesto hay gente que dejan de fumar con la ayuda de las purgas, tomando conciencia de lo que los induce a fumar, a menudo la ansiedad ligada a los conflictos neuróticos.

Conflictos Neuróticos
Don José Es importante recordar que los conflictos neuróticos están sostenidos por intensos sentimientos de culpabilidad, y que provocan la ambivalencia: “De verdad yo quisiera pero no puedo”. Para continuar, aquí el ejemplo de un hombre de 45 años que practicaba las purgas y había por si mismo dejado de fumar hace ya algunos años. Al principio de un ritual, viene a hablarme de manera un poco confusa: “No comprendo que me pasa” dice él, “Desde que hago las purgas comencé a fumar de 5 a 6 cigarros por día, debería ser lo contrario ¡Puedes ver durante la purga ¿qué pasa? Ok, le dije".

Y luego cerrando la purga, me doy cuenta que olvide completamente esa pregunta. Me dirijo a verlo y a decirle con tono seguro a pesar mío: “Tu estas en un pasaje de la vida donde tienes grandes decisiones que tomar, una elección profesional que hacer y tu dudas. Esto te hace regresar a los conflictos vividos con tu padre cuando tenías 9 años” Y me mira bien sorprendido me dice: “Es exactamente lo que viví en la purga y lo que comprendí, todos los conflictos con mi padre vividos a esa edad están de vuelta. Es eso lo que me bloqueaba".

¿Qué podemos aprender de este episodio?
- No necesitaba de mí para responder a esa pregunta, era autónomo su proceso.
- La purga provocó el retorno de los conflictos reprimidos.
- Yo había estado informado sin saber nada de lo que él estaba viviendo ya que el humo del tabaco soplado en el inicio de la formación del círculo de purga sobre el cuerpo del participante establece un verdadero puente entre nosotros, relaciona el cuerpo del participante con el del operante.

A continuación me di cuenta que así como tenía mucha información sobre los participantes gracias al espíritu del tabaco. No sabría agradecerle por toda esta preciosa ayuda. Esto permite también llegar a ayudar a un participante que lo necesita con un canto apropiado.

Otro ejemplo de Conflicto Neurótico

Se trata de un hombre de 40 años quien malograba sus relaciones afectivas hace 7 años. Se daba cuenta que sus relaciones se acababan al cabo de 8 o 9 meses sin que pueda sacar conclusiones para explicar eso. Pero estaba en el límite de la depresión, desesperado de no poder encontrar su media naranja. La purga lo hizo regresar a una trasgresión cometida. Había hecho abortar a su ex compañera. Sin saber cómo terminar con ella, el provocó una concepción cuando estaban en plena separación y la había ordenado abortar después. Como no se perdonó jamás este acto, malogró todas sus relaciones afectivas en un ciclo en el que al mismo tiempo hacia memoria, al cabo de 8 a 9 meses. La purga fue bastante dolorosa para él, hizo regresar todo a su conciencia. Decidió reparar simbólicamente su acto, pudo perdonarse y algunos meses después conoció a una joven con quien esta rehaciendo su vida. Su relación supero el capitulo fatídico de los 9 meses.

Engramas Transgeneracionales

Se trata de la transmisión de las memorias familiares, que provocan los fenómenos de repetición en la vida de los pacientes. Actúan como si una fuerza inconsciente y ciega los empujara y repiten las dificultades que sus padres y antepasados ya han vivido, o bien actúan en el mismo estado de espíritu y conocen los mismos fracasos. Aquí es el nivel de la psicología espiritual que está afectado.

Al final de cuentas solo el conocimiento de leyes espirituales y del orden no transgresivo de los seres vivos nos permite curar. Ya que los engramas psíquicos están profundamente grabados en el inconsciente y en nuestras estructuras, será necesario educarse para curarlos. Será necesario educarse espiritualmente y haber recurrido a los rituales. Cuantas veces vi en las purgas abuelos y abuelas hacer fuerza sobre los hombros y la espalda de los pacientes, vi vomitar a los muertos, transgresiones y reconciliarse mucho con la dimensión espiritual.

Habría aun tantas cosas que decir. Espero que hayan tenido una idea aproximada sobre la ayuda que las purgas de tabaco pueden dar, hasta qué punto es eficaz, ecológico y poco costoso. ¡Pero eso requiere un poco más de valentía en los unos y en los otros que tragarse una píldora! ¡Se trata más bien de botar sus suciedades!


Ponencia presentada en Congreso Internacional “Medicinas Tradicionales, Interculturalidad y Salud Mental”, del 07 al 10 de Junio 2009 - Tarapoto - San Martín - Perú y publicada en el libro de memorias.

1Ghislaine Bourgogne es Psicoterapeuta, responsable de la institución la Maison Qui Chante, Lyon, Francia.