Cerrar

Política de Privacidad


Su privacidad es importante para TAKIWASI, por lo que hemos desarrollado una Política de Privacidad que cubre la forma en la que reunimos, utilizamos, transferimos y almacenamos su información. Tómese un minuto para familiarizarse con nuestras prácticas de privacidad.

Recolección y Utilización de Información Personal

La información personal está constituida por datos que pueden ser utilizados exclusivamente para identificar o contactar a una sola persona.

Se le puede solicitar información personal en cualquier momento cuando usted se contacte con el centro Takiwasi.

A continuación incluimos algunos ejemplos de información personal que el centro Takiwasi puede recolectar y cómo podemos utilizarla.

Qué información personal recolectamos

Cómo utilizamos su información personal

Recolección y Uso de Información General No Personal

También recolectamos información general no personal, la cual se compone por datos que no permiten asociación directa con ninguna persona. Podemos recolectar, utilizar, transferir, y revelar información general para cualquier fin interno de nuestro centro. A continuación incluimos algunos ejemplos de información general que hemos recolectado y cómo podemos utilizarla:


Protección de la Información Personal

TAKIWASI toma las precauciones -ya sean administrativas, técnicas o físicas – para resguardar su información personal de pérdidas, robos, o usos indebidos así como del acceso, la divulgación, modificación o destrucción no autorizados.

Integridad y Conservación de Información Personal

TAKIWASI le facilita la conservación de información personal de una forma precisa, completa y actualizada. La información personal se conservará por el período que sea necesario para cumplir con los fines establecidos en la presente Política de Privacidad, excepto que por ley se requiera o autorice un período de conservación superior.

El Compromiso de TAKIWASI con su Privacidad

Para asegurarnos de que su información personal está bien resguardada, damos a conocer estas directrices a todos los empleados de TAKIWASI e imponemos estrictas medidas de seguridad dentro de nuestra organización.

Ir a la página de inicio    
 
 
/esp/faq.php

Preguntas Frecuentes sobre el Tratamiento de los Pacientes Residentes

En este listado se puede encontrar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes que recibimos sobre "sobre el Tratamiento de los Pacientes Residentes"


  • Pregunta: 1. ¿Qué tipo de adicciones tratan en Takiwasi?
    • Respuesta: El protocolo de tratamiento se adapta a cualquier tipo de dependencia con o sin sustancias. Por su ubicación geográfica, Takiwasi tiene mayor acogida de pacientes con consumo de pasta básica de cocaína, cocaína, alcohol, tabaco y marihuana. Sin embargo, la venida de pacientes de Europa y América del Norte (20% del total de pacientes no son peruanos) ha ampliado nuestra experiencia al consumo de crack, hachís, medicamentos, heroína, drogas sintéticas, etc. También hay pacientes adictos al juego, sexo, pornografía, actos delincuenciales, computadoras, etc.

  • Pregunta: 2. ¿Qué tipo de personas aceptan para tratamiento residencial?
    • Respuesta: Takiwasi acepta en tratamiento residencial, sólo a personas que presenten una problemática de dependencia, sea a sustancias legales o ilegales, sea de alguna conducta adictiva (apuestas, juegos, sexo, informática, compra compulsiva, etc.). Para esos casos, ver Tratamiento.

  • Pregunta: 3. ¿La Ayahuasca tiene un potencial terapéutico para la dependencia a las drogas?
    • Respuesta: Takiwasi es un Centro dedicado básicamente al tratamiento de personas adictas a drogas legales y los resultados demuestran ampliamente el interés del Ayahuasca en el tratamiento de esos casos. En sus 16 años de existencia, hemos atendido a más de 700 personas con problemas de adicción con un promedio de un tercio de pacientes completamente curados, un tercio netamente mejorados, pero con señales de rasgos adictivos todavía presentes y un tercio sin beneficio notable. Ello incluye todas las edades y todas las clases sociales y contextos culturales: desde el campesino amazónico consumiendo alcohol, hasta el joven estudiante con marihuana, el desempleado con pasta básica de cocaína, el adulto occidental con heroína o sus productos de sustitución (metadona), etc.

      Insistimos en que esos resultados no se pueden atribuir únicamente al uso de Ayahuasca sino a un sistema terapéutico que incluye el uso de otras plantas, un contexto de convivencia en comunidad y un acompañamiento psico-médico realizado por profesionales. Es el conjunto de este protocolo que es eficaz.

  • Pregunta: 4. ¿Todas las personas adictas tratadas en Takiwasi toman Ayahuasca?
    • Respuesta: La Ayahuasca es el eje central del tratamiento a Takiwasi por lo que todos los pacientes toman Ayahuasca. Sin embargo, la toma requiere una selección previa y una preparación donde se puede descartar finalmente ciertas personas. A parte de razones físicas y psíquicas, se evalúa esencialmente si el paciente es capaz de respetar las condiciones de dieta (reglas sexuales y alimenticias) ya que si la respuesta es negativa, los resultados de la toma pueden ser finalmente dañinos para él.

  • Pregunta: 5. ¿Cúales son las principales plantas utilizadas en Takiwasi a parte de la Ayahuasca y para qué sirven?
    • Respuesta: Takiwasi utiliza varios tipos de plantas amazónicas o universales como:
      • Plantas purgativas – usadas en contexto ritual permiten una limpieza no sólo física sino a la vez emocional y espiritual, cada zona somática teniendo su correspondencia simbólica. Cada planta o preparado, además de su efecto general de purificación, focaliza su efecto en ciertos órganos, regiones corporales o sistemas fisiológicos, p.e. verbena (Verbena litorales) en el hígado; azucena (Lillium spp.) en la zona sexual y reproductiva; yawar panga (Aristolochia didyma) en el tórax o sistemas digestivo y respiratorio; rosa sisa (Targetes erecta) en la cabeza.
      • Plantas psicoactivas – se usan durante ceremonias específicas (p.e. purgahuasca) o en el marco de las tradicionales “dietas”, el contexto ritual permitiendo amplificar sus efectos físicos. Casi todas tienen un efecto purgativo concomitante. Se les llama también “plantas-maestras” por su capacidad de activar ciertas funciones psíquicas (concentración, estímulo de recuerdos, capacidad a decidir, etc.) que el paciente percibe bajo la forma de revelaciones, tomas de conciencia o “enseñanzas”. En este grupo se pueden incluir los extractos de hojas de tabaco y de hojas coca que además permiten desintoxicar la persona adicta a esas mismas plantas cuando mal usadas.
      • Plantas llamadas “de contención” – se les da todas las noches a los pacientes residentes para prepararlos de manera paulatina, físicamente y psíquicamente, a las sesiones de ayahuasca y a las dietas. Tiene efectos suaves de desintoxicación, regulación del sistema nervioso y del metabolismo general. En ellas destacan la camalonga (Strychnus spp.) y la mucura (Petiveria alliacea), excelentes purificadores de impregnaciones energéticas negativas y buenas protectoras a nivel energético.
      • Plantas de acompañamiento diario que apuntan responder a los achaques cotidianos – fortalecer cuerpo y mente, relajar, tranquilizar, facilitar la digestión, el sueño, calmar dolores, etc. Se usan de diferentes modos como en infusión, decocción, sauna, baños, frotaciones, etc.

  • Pregunta: 6. ¿Se usan productos farmacéuticos durante el tratamiento?
    • Respuesta: No se considera el uso de productos farmacéuticos en el protocolo de tratamiento en Takiwasi. Las únicas y escasa excepciones son en caso de emergencia, de tratamiento odontológico, de infección colateral y de infestación por parásitos.

  • Pregunta: 7. ¿Takiwasi acepta en tratamiento pacientes adolescentes?
    • Respuesta: En Takiwasi se admiten adolescentes sólo y cuando hay una necesidad terapéutica expresa y que tanto el joven como sus padres aprueban el procedimiento y con aprobación legal del juez de familia. El interesado debe manifestar claramente su deseo y acuerdo más allá de interés eventual de los padres e integrarse a un proceso que comprende una preparación adecuada, herramientas de acompañamiento psico-terapéutico y un seguimiento post-ayahuasca. Generalmente ello no concierne jóvenes menores de 15 años. En esos casos donde existe un marco claro de contención e integración de las experiencias vividas con Ayahuasca y los otros métodos complementarios, se ha visto resultados muy positivos. No se puede ignorar que muchos jóvenes tienen ingesta de drogas mucho antes de los 15 años, vida sexual muy temprana y experiencias de la vida que normalmente competen a adultos y que pueden generar cuadros depresivos o conductas neuróticas y comportamientos sociales inadaptados. En estos casos y en el marco propuesta se benefician sin duda del protocolo terapéutico que se les propone.

  • Pregunta: 8. ¿Cual es el mecanismo de curación de las adicciones con Ayahuasca? ¿Ayuda a eliminar el síndrome de abstinencia?
    • Respuesta: Para el síndrome de abstinencia, encontramos más eficiente el uso de otras plantas purgativas como la yawar panga (Aristolochia didyma) y otros métodos (saunas, enemas…). La Iboga tiene un papel más claro de reducción inmediata de la compulsión adictiva por sus efectos a nivel del cerebro, lo que no parece ser el caso con la Ayahuasca.

      Aunque la Ayahuasca tiene efectos desintoxicantes (purgativos, depurativos) sirve más que todo para la explicitación consciente de los mecanismos psico-emocionales que llevaron a la adicción y el descubrimiento de un sentido trascendente de la vida que permite dar coherencia al sufrimiento y orientar el sujeto hacia metas de vida constructivas. En suma la Ayahuasca asume un papel de facilitador en la psicoterapia con efectos inmediatos de integración que confortan la motivación del paciente y le estimulan para seguir en el proceso liberador de auto-conocimiento.

  • Pregunta: 9. ¿Personas que han sido adictas a alguna sustancia no tendrán el riesgo de volverse dependientes de la Ayahuasca?
    • Respuesta: La Ayahuasca no induce en ningún caso dependencia alguna y lo podemos afirmar con toda la seguridad que nos da la experiencia de más de 25 años de uso del Ayahuasca y de seguir miles de tomas en personas tan diferentes y en nosotros mismos. Por lo tanto no constituye en lo absoluto un procedimiento de sustitución a cualquier otra droga adictiva.

      Cuando las personas terminan el proceso en Takiwasi no desean tomar más Ayahuasca a sabiendas de las exigencias que supone este trabajo sobre sí mismo, tanto a nivel de reglas alimenticias y de abstinencia sexual, del sabor muy desagradable del brebaje, de las difíciles confrontaciones con su mundo interior, de las exigencias rituales y de conducta. La Ayahuasca enseña precisamente que el acceso al “mundo-otro”, al mundo simbólico, interior o espiritual, es sumamente exigente y requiere sacrificio, vocación, motivación y un respeto infinito.

      Por esta misma razón consideramos que la Ayahuasca no es de manejo fácil y se pueda generalizar como instrumento terapéutico masivo. Las exigencias tanto por parte de los terapeutas o guías como de parte de los pacientes, indican que esta herramienta conviene a personas fuertemente motivadas, con intencionalidad clara y valores éticos. Su uso inadecuado puede engendrar riesgos que no permiten que se considere como una medicina de acceso abierto y totalmente inofensivo.

^ volver arriba