Principios Básicos

  • Takiwasi es una Comunidad Terapéutica abierta, es decir las puertas del Centro siempre están abiertas, física y simbólicamente. Ningún paciente es internado ni retenido contra su voluntad. Los que deciden ingresar y quedarse están en el deber de respetar las normas básicas de funcionamiento señaladas en el Compromiso de Internamiento que se debe firmar al ingreso.
  • La utilización de medicamentos alopáticos está restringida solo a casos de urgencia. No se utilizan psicofármacos en ninguna etapa del tratamiento.
  • Los tres primeros meses no habrá ningún contacto con los familiares. El paciente necesita un tiempo de aislamiento de todo contacto exterior para la reflexión y toma de consciencia de sus actos pasados. Corresponde a una etapa de "destete" tanto del núcleo familiar como de la droga. Sin embargo, los familiares podrán tomar contacto con el psicólogo asignado según programación.
  • En Takiwasi durante el tratamiento no se recurre a medios de presión, manipulación, coacción ni de violencia, ni física ni psicológica. Recíprocamente, un residente que se atreve a usar tales métodos hacia sus compañeros o el personal del Centro se expone a la expulsión inmediata. Vale decir que el paciente que ingresa a nuestro Centro debe estar realmente motivado para curarse y el criterio fundamental para su admisión será su propio grado de motivación.
  • Se respetan los derechos humanos y el código de deontología médica, así como la libertad de culto religioso.
  • El equipo terapéutico está formado por médicos, psicólogos, curanderos, educadores, así como etnobotánicos empíricos. Es tradición en el Centro que todos los terapeutas pasen por un proceso de iniciación y auto-experimentación con medicina tradicional amazónica, de este modo se asegura una buena relación empática y de acompañamiento en el proceso del residente.
  • La alimentación forma parte del tratamiento. El uso tradicional de las plantas requiere siempre de una dieta alimenticia, es decir, estar en abstinencia de ciertos alimentos y sustancias, así como también de contacto sexual y/o masturbación. La dieta alimenticia es controlada, evitando frituras, condimentos, café, azúcar, productos lácteos en exceso, etc. Además, durante el tratamiento no está permitido el uso de cigarrillos.